Con los primeros embarques de Perú se inició la campaña 2018/19. La misma se presenta favorable de parte de los mercados del norte. En estos la campaña local finaliza en forma adelantada. Pero por parte de los países australes se presenta el desafío de ubicar nuevamente un volumen superior al de los años previos, sin que este plus reduzca demasiado los precios.
Una nueva campaña está a punto de iniciar y con ella se plantea la gran incógnita como se va presentar. Que sorpresas van a surgir y cuáles serán los números finales. El arándano es un negocio atractivo, pero de altos riesgos. En todas las campañas se presentan imprevistos, lo que lleva a la necesidad de hacer un seguimiento constante. Los resultados más de una vez fueron diferentes a lo esperado.

Temporada 2017-18:

Luego de una complicada campaña 2016/17 en la que un repentino aumento de la oferta provoco desbalances en los mercados y arruinó los precios; la del 2017/18 se presentó más tranquila. Esto se debió a que se pudo planificar a tiempo los envíos y tomar las medidas necesarias para lograr comercializar el creciente volumen austral a precios aceptables.
El total exportado por el hemisferio sur en el 2017/18 fue de 180.000 toneladas. Esto es un 17% más que en el 2016/17 y el doble que hace unos 5 años. El plus se debe al fuerte crecimiento que registró Perú, Sudáfrica y Chile. Argentina y Uruguay muestran una exportación estabilizada.

Perú: Registró el crecimiento más espectacular. En 3 años cuadruplicó sus envíos para ubicarse en las últimas dos campañas cómodamente como segundo proveedor austral. En el 2017/18 su exportación en fresco alcanzó las 46.700 toneladas. El éxito del cultivo de arándanos en Perú se debe a: condiciones agroclimaticas favorables, posibilidad de riego, disponibilidad
financiera para hacer honrosas inversiones, mercados externos proclives a abrirse a Perú y menores costos productivos que sus competidores. Así Perú paso en muy pocos años a ser uno de los principales jugadores en el mundo de los arándanos. Su fuerte es el fresco. Los volúmenes congelados son aun muy pequeños. La aduana registró una exportación de solo 650 toneladas congeladas, volumen muy bajo frente a las casi 47.000 toneladas de fresco. Sospechamos que en algunos casos hubo confusiones de códigos y que embarques registrados como fresco fueron en realidad congelados (ej. envios a Japón). Pero son correcciones pequeñas.

Sudafrica: aunque por ahora es un jugador menor, también registró un crecimiento explosivo.
En los últimos 3 años triplicó sus envíos, alcanzando en el 2017/18 las 6.000 toneladas. Envía casi todo a la Unión Europea, por lo cual tiene peso en ese mercado.

Chile: A pesar del avance de los países competidores, sigue siendo el gigante de los arándanos australes. Su fortaleza es la experiencia acumulada durante 20 años de presencia en este negocio, en los cuales tuvo que enfrentarse y solucionar diversas situaciones. También cuenta con la ventaja de ser uno de los mayores exportadores de frutas del mundo. Es el principal proveedor de
frutas australes de los EEUU, teniendo fuertes lazos comerciales con los importadores y minoristas de este país. Se ha ganado su reputación como proveedor confiable y de fruta de calidad. Otro de sus ventajas frente a los competidores es que la industria del congelado es una alternativa importante.
En el 2017/18 pudo mantener su meta de superar las 100.000 toneladas de exportación en fresco.
Incluso alcanzó con las 109.000 toneladas un nuevo record exportador. Un 10% fue orgánico, sector al cual estan apostando los productores chilenos. Al fresco hay que sumarle el congelado, del cual exportó en el 2017/18 unas 47.000 toneladas. Por lo tanto el total exportado por Chile de arándanos fue de 156.000 toneladas.
A pesar de estos logros, cada campaña es un nuevo desafio. La creciente competencia generada principalmente por Peru le genera suficiente dolor de cabeza.

Argentina: Muestra en los últimos años una exportación bastante estable alrededor de las 15-16.000 toneladas. Haber mantenido sus exportaciones fue un importante logro, en un contexto nacional en el cual la exportación de las restantes frutas se desplomó, ante sucesivas crisis y años con una politica adversa a la exportación de frutas. En la temporada 2017/18 Argentina exportó 16.000 toneladas en fresco y 3.000 toneladas congeladas.
La fuerza de Argentina fue ser un proveedor temprano, al anticiparse a la producción de Chile.
Pero con el surgimiento de Perú como otro proveedor precoz, Argentina tuvo que cambiar su estrategia comercial y enfrentarse al nuevo escenario comercial.

Uruguay: Tuvo en los ultimos años una producción y exportación bastante estable. Pero en el 2017/18 el clima le fue muy adverso. Granizos y tormentas diezmaron gran parte de la producción.
Solo se logro exportar 1.200 toneladas, el valor mas bajo de la ultima década.

Temporada 2018-19:

Con los primeros envíos de arándanos de Perú se inició la nueva campaña. La misma se presenta favorable desde el punto de vista de la demanda; pero más complicada desde la parte de proveedores, ante la creciente competencia que se está generando.

EEUU: en las regiones del norte el verano se esta presentando muy caluroso y con insuficientes lluvias. Estas últimas se dan ocasionalmente como tormentas. Este clima es adverso para los arándanos, dañando la cantidad y calidad a cosechar. Tanto en Michigan, como en la región del noroeste (Washington-Oregon) se está cosechando menos que otros años. Los envios que realizan al mercado en fresco se ubican aproximadamente un 30% por debajo del 2017 y 2016. Además la madurez esta avanzada.Todo indica que la campaña finalizara con menores volúmenes y antes que otros años. Esto se esta reflejando en los precios.
Durante el pleno verano los mismos fueron relativamente bajos, inferiores a otros años. Pero en la primera semana de agosto se recuperaron, alcanzando
los niveles del 2017. Si los menores aportes se confirman, los precios deberian seguir creciendo para alcanzar a los del 2016.

Europa: también en este caso se esta dando un superverano. Los habitantes y los turistas lo estan disfrutando, pero no los cultivos. Estos están sufriendo bajo el inusual calor y la falta de agua. La diferencia con un año normal es más marcado en el norte de Europa que en el sur. Se están registrando daños por  soleado, caída de frutas y maduración anticipada. La campaña esta adelantada en 2-3 semanas y el final de campaña se presenta con un menor volumen a lo habitual. También en este caso los mercados empezaron a reaccionar, subiendo sus cotizaciones ante la menor disponibilidad de fruta. En los primeros días de agosto los precios lograron superar a los del 2017 y 2016.

Peru: se inició en forma temprana. A partir de la segunda semana de Julio empezó a embarcar a un ritmo de 200-600 tons/semana. Hasta fines de la semana 31 habia embarcado 1.800 toneladas, casi todo por barco (95% del total). El principal destino en las primeras semanas fue Asia (60% del total), en especial Hong Kong, Tailandia y Malasia.
De esta forma la campaña se inicia en forma auspiciosa y con un ritmo de embarque que duplica al del año previo. La estimación de exportación de Proarandanos de Perú es de algo mas de 70.000 toneladas para la campaña 2018/19, lo que significa un 50% mas que en la campaña pasada.
Chile, Argentina,Uruguay: todavía es muy temprana para dar pronósticos, pero el invierno fue en los tres países bastante frío. Las temperaturas promedio se ubicaron por debajo de lo habitual. A diferencia de otros años, fue un frío bastante parejo, sin cambios bruscos y repentino ingreso de una masa polar. En Argentina y Uruguay hubo frecuentes lluvia, siendo un otoño-invierno bastante húmedo. En Chile llovió menos de lo habitual, pero esto no fue un mayor problema gracias a que los reservorios cuentan con suficiente agua para el riego.

Sudáfrica: la producción de frutas esta sufriendo bajo condiciones climaticas adversas. En especial la sequía, pero también golpes de calor, tormentas y granizos redujeron la producción de las pomaceas, uvas y cítricos. Probablemente también la próxima cosecha de arándanos se vea afectada. En especial en Western Cape, principal región productora, la seca es muy severa. Pero la mayor parte de los cultivos tienen alguna forma de protección, solo un 25% son a cielo abierto.
Esto podría ayudar a disminuir algunos efectos negativos del clima.
Aumento de oferta: Perú ya pronostico un aumento del 50% de la exportación.
Probablemente también Chile continué creciendo. Mientras que los posibles aumentos de Argentina, Uruguay y Sudáfrica sean mas pausados. Pero seguramente el total exportado por el hemisferio sur superará las 200-220.000 toneladas.
Este fuerte aumento de la disponibilidad crea todo un desafió para los comercializadores. El riesgo de un derrumbe de precios y que el arándano se transforme en un comodity es alto. Para enfrentar estos riesgos hay que poner todos los esfuerzos para aumentar las ventas. Hay una tendencia global al aumento del consumo. Por ejemplo en los EEUU se calcula con una aumento
anual del 15-18% de las ventas. Pero este aumento de la demanda es menor al de la oferta. Por ejemplo la disponibilidad austral se duplicó en menos de 5 años. Por lo tanto hay que trabajar con los minoristas (promociones, ofertas, fuerte presencia) para incrementar las ventas. Estas acciones tienen que ser apoyadas por campañas de promoción del consumo de arándanos, como ya lo está haciendo Chile hace muchos años. Probablemente sea necesario intensificar estos programas.
Otra estrategia para ampliar al espectro consumidor es la diferenciación de la oferta. No vender todo simplemente como “arandanos”, sino darle un valor agregado y una diferenciación sea por una marca, calidad, variedad, presentacion, embalaje u origen.
El desafío es aplicar estas medidas para lograr que el arándano continué siendo un negocio atractivo para todos.

Leave a Reply