Por efecto del coronavirus muchos organismos oficiales han reducido su personal y este escenario complican el flujo de trabajo del sector privado ligado, fundamentalmente, al sector exportador. Preocupación por ciertos sectores sindicales que están presionando por frenar la actividad.

Los empresarios ligados a la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) solicitarán una reunión con las autoridades del Gobierno Nacional para continuar garantizando el abastecimiento de fruta en el mercado local y la llegada de dólares al país producto de la exportación de peras y manzanas.

 

La prioridad, aseguran desde el sector, es mantener en funcionamiento la cadena frutícola para lograr estos objetivos y junto a ello la seguridad de todos los trabajadores que se encuentran involucrados en ella.

Con la crisis generada por la pandemia de coronavirus existen ciertos cuellos de botella que se están observando en la medida que avanza la temporada. Solucionarlos, en el día a día, es clave para poder sostener en funcionamiento todo este complejo andamiaje.

“Estamos tratando de que toda la cadena funcione, ayudando en este contexto, en el rol que le cabe a toda la fruticultura”, confió el Gerente General de CAFI, Marcelo Loyarte, en dialogo con Río Negro.

La falta de empleados públicos en determinados sectores relacionados con el comercio exterior afecta la dinámica y los tiempos de la actividad.

Uno de los temas críticos, por ejemplo, es que está suspendida la emisión de los Formularios “FORM A”, que son aquellos que permiten acceder al beneficio de Preferencia arancelaria en Rusia. La falta de este tipo de instrumento se da porque la Secretaría de Comercio está trabajando con mínimo personal y los Certificados de origen no están siempre disponibles.

En el tema sindical “debemos decir que están dadas las condiciones para seguir trabajando y los empleados acompañan este desafío de asegurar la provisión de fruta”, destacó Loyarte.

Aseguran desde CAFI que los empaques se están trabajando de forma segura y que este tema es una prioridad para ellos.

Sectores empresariales sin embargo solicitan “la intervención del Estado Nacional para que todos los sindicatos de la actividad apoyen el normal funcionamiento de toda la cadena”. Este dato lo mencionan en una nota que será enviada a la Nación porque, según el escrito, delegados gremiales están promoviendo el cese de actividades. “También hay dificultades con el sindicato del Jugo  (FATAGA)”, destaca la nota que llegará en los próximos días a manos de funcionarios nacionales.

Comunicado de CAFI

En acuerdo con lo establecido por el gobierno nacional en decreto 297/20, artículo 6,  la actividad frutícola –declarada esencial para la provisión de alimentos– continúa con sus actividades con el objeto de asegurar el abastecimiento de manzanas y peras a la población,  destacándose  el refuerzo de las medidas de seguridad e higiene impuestas en cada una de los lugares de prestación de tareas.

Desde la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), destacan el compromiso asumido por todos los actores del Sector para poder cumplir con el abastecimiento de alimentos naturales tan necesario en estos tiempos, como así también ayudar a sostener el empleo y colaborar con la generación de divisas provenientes del exterior, indispensables para la subsistencia económica de la región y el país.

Desde la fruticultura debemos seguir acompañando este desafío extraordinario: asegurar que en la dieta de los argentinos, en la lucha contra el COVID 19, continúen presentes la manzana y la pera.

Fuente: Río Negro