Dada la pandemia global COVID-19 y ratificando que la actividad agropecuaria no puede detenerse es que la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (ACNOA) de manera conjunta con los sectores gremiales de los trabajadores y empleados del sector (UATRE / STIA) han elaborado los protocolos de seguridad para prevenir y mitigar los contagios, con el propósito de que la actividad citrícola del NOA se desarrolle bajo estrictas medidas para el cuidado de los trabajadores de toda la cadena. Los protocolos son específicos para las actividades propias de cada establecimiento citrícola: cosecha, empaque e industria.

Es así cómo, a pesar de las dificultades, la cosecha y el procesamiento en los empaques empiezan a tomar su ritmo con el propósito de abastecer el mercado nacional y la exportación, lo que es posible gracias al esfuerzo de los involucrados en todos los eslabones de la cadena productiva. Sin lugar a dudas, un comportamiento ejemplar por el accionar responsable y el compromiso de garantizar el abastecimiento de cítricos en un momento de fuerte demanda a nivel nacional y mundial  por su alto contenido en vitamina C, que contribuye al sistema inmunológico aumentando las defensas del organismo, por su poder antibacteriano y por ser un alimento ideal para prevenir enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias.

Para lograr este objetivo, solicitamos a las empresas a proteger su capital humano. La Asociación Fitosanitaria del NOA (AFINOA)  colaborará con inspecciones para corroborar el cumplimiento de las normas de prevención.

Estamos convencidos que la campaña citrícola debe funcionar bajos las actuales circunstancias y para que sea un éxito, todos debemos trabajar bajo las normas de seguridad expuestas en los protocolos.

Fuente: ACNOA