Ing. Agr. Betina Ernst – Top Info Marketing SA

En Mendoza se realizó el primer foro de durazno industria, en el cual se buscó ubicar esta industria en el nuevo escenario global del comercio y consumo. Nuestra consultora presentó al estudio de consumo realizado en Buenos Aires, tanto los resultados, como posibles acciones a realizar.

Dentro del proceso de renovación del sector, se organizó a
mediados de abril el primer Foro Nacional del Durazno de Industria. Para tal fin se movilizaron varias organizaciones, tanto privadas (Fe.PE.D.I.,Federación del Plan Estratégico de Durazno Industria; CAFIM, Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza), como provinciales (IDR,
Instituto de Desarrollo Rural, Promendoza, Ministerio de Economía) y nacionales (CFI, Consejo Federal de Inversiones). El foro se dividió en 4 bloques, asombrando los diversos temas abarcados. Hay que felicitar a los organizadores que no se quedaron solo en los temas clásicos de la producción, sino que incluyeron a puntos tan fundamentales y que hacen al mundo moderno
como son la comercialización digital, últimos novedades de logística, tendencias de la nutrición y
consumo ó nuevas modalidades de encarar el marketing. El foro atrajo a un gran público que llenó
la sala de conferencia del Hyatt Hotel de Mendoza.

“Tiempos de cambios”


1- Mesa Consumo y Marketing

Nuevos productos, innovación en productos y packaging. Análisis del consumo. Tendencias de
consumo de productores alimenticios. Publicidad online.
2- Mesa Sector Agrícola
Nuevos tecnologías de cultivo, variedades, innovación, mecanización, incrementos en
productividad y rentabilidad.
3- Mesa Sector Salud, Nutrición y Gastronomía
Efectos y beneficios sobre la salud. Alimentos funcionales. Una vuelta hacia lo natural.
Alimentación sana. El durazno en la nueva cocina.
4- Mesa Sector Comercialización digital y logística
Nuevos tendencias en comercio digital y electrónico. Tienda digital. Cambios en la logística de
almacenamiento y distribución. Nuevas relaciones con el cliente. Blockchain.

Dentro de la mesa de consumo y marketing nuestra consultora tuvo la
oportunidad de presentar el estudio del consumo de durazno en lata
que encargó la provincia y la industria al año pasado. El estudio se
realizó con consumidores de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Se
trabajó con diferentes niveles socioeconómicos, grupos etarios y niveles
de consumo. Se analizaron los múltiples aspectos que hacen al consumo,
brindando los resultados una información muy amplia y rica. En la presentación nos centramos en los puntos más sobresalientes:

Dentro del proceso de renovación del sector, se organizó a
mediados de abril el primer Foro Nacional del Durazno de Industria. Para tal fin se movilizaron varias organizaciones, tanto privadas (Fe.PE.D.I.,Federación del Plan Estratégico de Durazno Industria; CAFIM, Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza), como provinciales (IDR,
Instituto de Desarrollo Rural, Promendoza, Ministerio de Economía) y nacionales (CFI, Consejo Federal de Inversiones). El foro se dividió en 4 bloques, asombrando los diversos temas abarcados. Hay que felicitar a los organizadores que no se quedaron solo en los temas clásicos de la producción, sino que incluyeron a puntos tan fundamentales y que hacen al mundo moderno
como son la comercialización digital, últimos novedades de logística, tendencias de la nutrición y
consumo ó nuevas modalidades de encarar el marketing. El foro atrajo a un gran público que llenó
la sala de conferencia del Hyatt Hotel de Mendoza.

Puntos positivos

Sabor
Accesible
Práctico
Familiar

Puntos negativos

Conservantes
Imagen devaluada

1. Sabor: La primera asociación que se hace con el durazno en lata es que es dulce. En general gusta a todos. No hay una barrera del sabor.
2. Práctico: Todos coincidieron que es un alimento sumamente práctico, el cual se compra para tener “por si acaso”. La mayoría de las personas disponen de alguna lata en su alacena. Sea para satisfacer un antojo por algo dulce, disponer de un postre cuando se recibe visita de imprevisto o disponer de él para alguna preparación, torta, postre o bebida. Su versatilidad, que no requiere preparación para consumirlo y amplia fecha de vencimiento lo transforman en un alimento ideal para tener “en stock”.
3. Accesible: el precio no resultó una barrera para adquirirlo. Esto también fue considerado para los sectores de menores recursos. Para ellos era un postre rendidor para el valor que se pagaba. Mucho tiene que ver con esto las múltiples promociones que se realizan normalmente con este producto. Suele ser usado por las grandes cadenas como “traccionador de ventas”. Los consultados tenían un amplio conocimiento sobre las diferentes
modalidades de oferta y las solían usar para reponerlo en
su alacena.
4. Familiar: el durazno en lata está muy asociado a la familiar, a las tradiciones, a los festejos de fin de año. Es algo para compartir, consumir con otros.

5. Conservantes: todos los consultados estaban firmemente convencidos que el durazno se conservaba a través del agregado de conservantes. También se nombró que se adicionaba sodio. Nadie tenía conocimiento sobre el real proceso de conservación. Los conservantes son “mala palabra” para los consumidores actuales, los asocian como dañinos para la salud. Esta idea resulta un freno para su consumo, el cual es más marcado en los segmentos de mayor poder adquisitivo.

6. Imagen devaluada: Para la gente joven y de los niveles socioeconómicos superiores el durazno en lata tiene imagen de postre antiguo. No queda bien llevarlo a una reunión. La lata es una presentación vieja. Es un postre “triste” que no puede competir con el helado.

Propuestas de acciones

1. Cambiar las etiquetas: hacerlas más atractivas. Brindar información sobre la conservación. Ligarlas a la zona de origen. A los compradores les gusta ver de dónde viene el producto. Se puede poner una imagen de Mendoza, la cordillera, las plantaciones, etc. Acercar la imagen a la gente joven.
2. Brindar información sobre la forma de conservación: indicar que no tiene conservantes, ni sodio agregado. Es fundamental que los actores principales, como son los médicos, nutricionistas y cocineros tengan conocimiento sobre esto y las empiecen a recomendar.
3. Asociarla a la familia, a reuniones: aprovechar esta asociación en publicidades, en las imágenes de las etiquetas.
4. Acercar a los jóvenes y niños: son los sectores que hay que convencer que no es un postre viejo. Este grupo es importante, dado que son los consumidores futuros.
5. Asociar el durazno a la provincia de Mendoza: se puede trabajar con el turismo, para darle más importancia a este cultivo e industria. Sea para que se incluida en giras turistas, en los folletos o en eventos.
6. Nuevas oportunidades de consumo: brindar nuevas recetas, incluirla más en los canales de cocina, hacer concursos de comidas, etc.

Leave a Reply